//Policía en Kenia combate el crimen con la Biblia
Jefe de la policía en Kenia combate el crimen con la Biblia

Policía en Kenia combate el crimen con la Biblia

Un jefe de policía en Kenia ha desarrollado una forma poco convencional de combatir el crimen en las calles de su ciudad, invocando el poder de Dios y rastreando áreas plagadas de delitos armados solo con una Biblia.

William Sifuna, es inspector de policía y su trabajo se basa en mantener el orden en el condado de Maralal, Samburu, donde la delincuencia en todas sus expresiones ya es algo común.

Pero lo no convencional de este oficial es el método que utiliza para llevar a cabo su trabajo es una Biblia.

Invocando el poder de Dios, Sifuna va a las localidades más peligrosas para acabar con la violencia y extorsión enseñando a devolver lo que hayan robado.

Conocido como “el policía que predica”, instruye a los sospechosos de robo a devolver lo que hayan robado a sus dueños originales y prometer que no volverán a hacerlo además de exigir un plan que detalle cómo evitarán este tipo de problemas a futuro.

“Para enfrentar el crimen necesitamos a Dios. No podemos hacer esto por nosotros mismos, necesitamos la intervención de Dios en lo que hacemos como policías”, dice.

Además, William quien también es pastor, cree en las segundas oportunidades y no duda en hacerlo cuando le predica a los delincuentes.

“Antes de encerrarlos, aprovechó la oportunidad para predicarles o aconsejarles, y cuando salen de las celdas, confiesan a Cristo y se alejan del crimen”, explica.

El respetado oficial de policía también es tri-vocacional: además de vigilar, también tiene una acreditación aprobada por el tribunal superior como mediador y también es un predicador regular de la iglesia de Ministerios de Restauracion Elshadai.

Al señalar que hace cumplir la ley de una manera bastante “interactiva”, Sifuna agregó que su estrategia es simple: “Escuchó su versión de la historia, los aconsejo y medito en casos menores”.

La mediación, dijo, es una forma maravillosa de evitar que alguien sea encarcelado innecesariamente, lo que reduce la presión sobre los servicios penitenciarios. El jefe agregó que a veces, esto implicará “traer a la familia” para una sesión, pero que “mientras se llegue a una solución y el delincuente no regrese a las celdas”, vale la pena el esfuerzo.

Pero como si eso no fuera suficiente, este policía impulsado por la fe también decidió establecer un refugio para niños que han sido objeto de abuso en las violentas calles de Maralal, también supervisa las operaciones en un orfanato cercano.

“La mayoría de los niños, especialmente los que estaban contaminados, no estaban seguros para regresar a los mismos lugares donde ocurrieron los delitos, y pensé que para aquellos que el tribunal consideraba que no eran seguros, se les podría proporcionar un lugar alternativo”, explicó.

A la luz de su increíble trabajo, Mwangi Nderitu, pastor de los ministerios de restauración de Alshadai, llamó a Sifuna “una definición completamente nueva de un oficial de policía”.

¡Que ciertamente lo es! Dios bendiga a este hombre y su obra vital.

Tomado de BibliaTodo Noticias y CBN Mundo Cristiano