//La Ciudad de Belén celebra la Navidad este 2018
La Ciudad de Belén celebra la Navidad este 2018

La Ciudad de Belén celebra la Navidad este 2018

La ciudad palestina de Belén, el lugar de nacimiento de Jesucristo, se preparó para celebrar la Navidad de 2018, informaron las autoridades locales. El jefe del departamento de medios de ese municipio de Cisjordania, Fadi Ghattas, declaró que la ciudad construyó y decoró el árbol de Navidad de 17,5 metros de altura, así como la Plaza Manger, las calles y los vecindarios cercanos.

Ghattas explicó que los preparativos comenzaron hace unos días, especialmente en el área alrededor de la Iglesia de la Natividad; y señaló que las celebraciones oficiales comenzarán junto con la realización de la tradicional conferencia de prensa anual el próximo jueves en el Centro de la Paz.

Los peregrinos de todo el mundo, así como cristianos palestinos, comenzaron a reunirse este lunes en la plaza central de Belém, para celebrar la Navidad cerca de la Basílica de la Natividad. Las colas de peregrinos se exprimían por un estrecho pórtico de piedra de la Iglesia.

El templo, dividido por católicos y ortodoxos, fue construido sobre la cueva donde, según la tradición, nació Jesús. Un imponente árbol de Navidad adorna la plaza del pesebre, frente a la basílica construida en el siglo 4. Marcando el clima festivo de la fecha, los altavoces tocaban canciones de navidad cantadas en árabe.

Por el Facebook, el senador brasileño Magno Malta contó que está en la ciudad para celebrar la fecha. Abeer Nassr, una cristiana árabe, que está en el lugar acompañada por sus hijos, dice que “A pesar del contexto político, cada vez me siento más feliz de celebrar (la Navidad)”.

Moeva, que venía de Bulgaria, dijo que podría sentir “toda la pasión de las personas que están celebrando el nacimiento de Cristo”. El arzobispo Pierbattista Pizzaballa, del patriarcado latino de Jerusalén, celebrará la tradicional misa de la medianoche.

El número de peregrinos este año es el mayor de los últimos años. El año pasado, a causa del anuncio de Estados Unidos de cambiar la embajada a Jerusalén, se temían violaciones de los palestinos.

Sin embargo, Belém registró en 2018 su mayor flujo de visitantes. Los hoteles están llenos y no hay riesgos para la seguridad.