//Enfrentamientos entre musulmanes y cristianos
Enfrentamiento en Nigeria

Enfrentamientos entre musulmanes y cristianos

Al menos 55 personas han muerto esta semana en enfrentamientos entre jóvenes cristianos y musulmanes en el norte de Nigeria, tras una disputa en un mercado, informa AFP, citando al presidente del país, Muhammadu Buhari.

Las fuentes de la agencia señalan que el conflicto se desató entre jóvenes musulmanes del grupo étnico hausa y cristianos del grupo Adara en el mercado de la ciudad de Kasuwan Magani luego de una disputa entre los empleados.

Las autoridades dicen que 55 personas, muchas de ellas cristianas, fueron asesinadas en el norte de Nigeria luego de violentos enfrentamientos entre jóvenes cristianos y musulmanes.

El comisionado de la policía estatal dijo que 22 personas fueron arrestadas después de los disturbios.

La violencia comenzó en un mercado en el estado de Kaduna cuando una multitud de musulmanes atacó a un empresario cristiano por una disputa de transacción, según Morning Star News.

“Un musulmán dio una falsa alarma sobre un ladrón en el mercado, lo que causó la estampida, y luego otros musulmanes comenzaron a cantar ‘Allahu Akbar’, atacando a cristianos, quemando casas y tiendas pertenecientes a cristianos en la ciudad”, dijo a MSN el residente del área Kefas Mallam.

Otra versión dijo que los jóvenes estaban enojados por la negativa de algunos de los dueños de las tiendas a permitirles dejar sus productos frente a los locales lo que llevó a un intercambio verbal primero y a la matanza después.

“De las diferencias de opinión enseguida se pasó a un conflicto religioso entre cristianos y musulmanes debido a las tensiones acumuladas durante años”, señaló el hombre, que no quiso dar su nombre.

En el estado de Kaduna, que se encuentra en el centro del país africano, se dan continuos enfrentamientos entre la población cristiana y musulmana. El norte de Nigeria está dominado por una mayoría musulmana, mientras que en el sur viven los cristianos.

En el incidente estuvieron involucrados migrantes musulmanes del grupo étnico hausa e indígenas adara, mayoritariamente cristianos. Durante la pelea se utilizaron cuchillos y machetes y algunas personas fueron quemadas vivas, contó a dpa el representante local del gobierno.

“El presidente Muhammadu Buhari ha condenado los recientes disturbios comunales (…)”, tuiteó un portavoz del presidente, añadiendo que ninguna cultura y religión apoyan el desprecio a la santidad de la vida.

El presidente expresó su preocupación de que los nigerianos recurrían con demasiada frecuencia a la violencia por malentendidos que podrían resolverse de manera pacífica. El comisionado de la Policía del estado de Kaduna, Ahmad Abdur-Rahman, anunció el viernes que 22 personas habían sido arrestadas en relación con la violencia. El Gobierno estatal impuso el mismo día un toque de queda de 24 horas en Kasuwan Magani.

Una crisis similar en febrero dejó al menos 10 personas muertas y cientos de hogares y negocios quemados. Más de 60 personas enfrentan cargos por la violencia derivada de aquel incidente.