//EE.UU e Israel abandonaron la UNESCO
EE.UU e Israel abandonaron la UNESCO

EE.UU e Israel abandonaron la UNESCO

Los EE.UU e Israel abandonaron de manera definitiva las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia por la campaña anti-Israel que ha emprendido esta organización de manera disimulada.

El 31 de diciembre, EE.UU. se retiró oficialmente de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). Un día después Israel abandonó, también de forma oficial, este organismo internacional.

Ambos países ya habían anunciado sus decisiones de retirarse de la UNESCO en el 2017 tras largas tensiones con esa agencia de la ONU, a la que habían culpado de tener un sesgo propalestino.

El Departamento de Estado de Estados Unidos anunció en octubre de 2017 que abandonaría la Unesco, pretextando el continuado “sesgo antisraelí” del organismo internacional. Esta organización ha votado en varias ocasiones contra el régimen de Israel debido a sus constantes violaciones. La Unesco enojó a los israelíes al aprobar en octubre de 2016 una resolución antisraelí que desvinculaba a los judíos de la Explanada de las Mezquitas en Al-Quds (Jerusalén).

Ya con anterioridad, en 1984, Estados Unidos abandonó dicha organización con la excusa de que la Unesco “se había inclinado demasiado hacia las políticas izquierdistas” y debido a su supuesta “irresponsabilidad financiera”. En el año 2002 EE.UU. volvió a integrarse en la Unesco.

“Esta decisión no se tomó a la ligera, y refleja la preocupación de Estados Unidos con los crecientes atrasos en los pagos (de las contribuciones) a la UNESCO, la necesidad de una reforma fundamental en la organización, y el continuo sesgo contra Israel”, dijo Nauert la portavoz del departamento de Estado norteamericano

La UNESCO que fue fundada después de la II Guerra Mundial, ha aprobado una serie de resoluciones que van en contra de Israel, en las que resalta las graves acusaciones que se le hicieron a Israel de “ocupar” a Jerusalén del Este además de cambiar de nombre a los lugares islámicos sagrados y otorgar la plena adhesión a Palestina.

Países como Brasil han votado a favor de resoluciones para este pueblo, pero desde la elección del presidente Bolsonaro, todo tendrá un cambio radical, así como el gobierno de EE.UU y su presidente, Donald Trump, quien ha exigido una “reforma fundamental” en la ONU, lo que nunca sucedió.

Su directora, Irina Bokova lamentó “profundamente” la decisión de EE.UU, a la que calificó como “pérdida para el multilateralismo y para las Naciones Unidas.