//Científico judío reconoce a Jesús como Mesías
cientifico-judio

Científico judío reconoce a Jesús como Mesías

La carrera del científico James Tour está marcada por innumerables logros. Él está entre los 50 científicos más influyentes del mundo, tiene más de 650 artículos académicos publicados, 120 patentes y está involucrado en siete empresas con productos de nanotecnología y electrónica molecular.

James Tour obtuvo su doctorado en Química Orgánica, realizó trabajos de doctorado en la Universidad Stanford.

Sin embargo, su mayor logro no está en el mundo de la ciencia. “Más que eso, lo que tiene más sentido para mí es ser un judío que cree que Jesús es el Mesías”, dijo tour al ministerio One For Israel.

El tour creció en un barrio judío a las afueras de Nueva York, en Estados Unidos, pero no se familiarizó con la religión. “Una vez intenté conversar con un rabino, pero él me ignoró. Había poca explicación para mí”, cuenta.

Cuando estudiaba química en la Universidad de Syracuse, se encontró con personas que afirmaban ser “cristianos nacidos de nuevo”. “Encontré ese término extraño. ¿Qué es nacido de nuevo?”, se preguntó en aquel tiempo.

El término comenzó a tener sentido, cuando estaba conversando con un hombre durante un viaje, que le explicó que el “pecado” es el abismo que separa a la humanidad de Dios.

Un 7 de noviembre de 1977, cuando estaba solo en su habitación, se dio cuenta de que Jesús era el Mesías. Empezó a orar, pidió perdón por sus pecados y reconoció a Jesús como su Salvador. “De repente, alguien estaba en mi habitación. Cuando abrí mis ojos, ese hombre, Jesucristo, estaba allí. No me asusté, pero no dejaba de llorar”, explicó el científico.

Cuando les dijo a sus familiares que había decidido convertirse a Jesús. Su madre lloró, nadie estaba feliz con su decisión. Pero ese no es el final de la historia, su madre empezó a leer la biblia minuciosamente. Cuando cumplió 72 años, llamó por teléfono a su hijo: “No vas a creer lo que me pasó. Estaba leyendo y me di cuenta. Me impactó la forma en que dio su vida. Lo creo ahora. ¡Jesús es el Hijo de Dios!”.

Intrigado, Tour comenzó a investigar más sobre la Biblia y señaló que no hay perdón de pecados sin derramamiento de sangre: el Antiguo Testamento, el sacrificio de los animales y se estableció en el Nuevo Testamento, Jesús era el Cordero de la humanidad. “Comencé a percibir cuán judío es el Nuevo Testamento”, afirma.

Tour llegó a percibir que Jesús es el Mesías. “Yo dije: ‘Señor, yo soy pecador. Perdóname. Entre en mi vida. Yo estaba de rodillas y sentí que Jesucristo estaba en mi cuarto”, relata el científico. “No tenía miedo, sólo lloraba. La presencia era tan gloriosa que yo no quería levantarme. Este increíble sentimiento de perdón comenzó a venir sobre mí.