//Tumor cerebral desaparece después de oración
Tumor cerebral incurable desaparece de una niña después de oración

Tumor cerebral desaparece después de oración

En Texas, un grupo de doctores han quedado asombrados de cómo el poder de Dios obró de gran manera sobre la vida de una joven que tenía un tumor cerebral, ya que fue operada con éxito en una intervención que no se le podía practicar.

Roxli Doss, de 11 años, había sido diagnosticada con glioma pontino intrínseco difuso (GPID), un tumor cerebral canceroso inoperable e incurable, según informaron los médicos de Dell Children’s Medical Center en Austin, Texas, Estados Unidos, en una entrevista para USA Today, el 18 de diciembre de 2018.

Los médicos no encontraron rastros del tumor en el cerebro de la niña, por lo que no pueden dar una explicación científica de cómo esta “enfermedad devastadora” haya desaparecido. “Es muy raro, pero cuando lo vemos, es una enfermedad devastadora. Tiene una capacidad reducida para tragar, a veces pérdida de la visión, capacidad reducida para hablar, y finalmente dificultad para respirar”, dijo la Dra. Virginia Harrod del Centro Médico para Niños Dell en Austin, Texas.

Sabiendo la gravedad del diagnóstico de Roxli, su familia nunca perdió la fe, de manera que la oración fue la mejor arma que pudieron brindarle a la niña a parte del tratamiento con radioterapias y recaudando fondos para su medicina; además de las muestras de amabilidad con la niña.

Lo que dejó desconcertados a los médicos fue que los rastros del tumor cerebral desaparecieron del cuerpo de Roxli, ellos no se explican este suceso. Sin embargo, la familia de Roxli tiene una respuesta simple: Dios.

“Dios sanó a Roxli. Es un milagro”, afirma Gena Doss, madre de Roxli. “Alabamos a Dios (por este milagro)”, añadió Scott Doss, su esposo. Este es solo un caso más del poder del Dios al que servimos. ¡No dejemos de buscarle! ¡Para Él no hay nada imposible!

“Cuando vi la resonancia magnética de Roxli, fue realmente increíble”, comentó la Dra. Virginia Harrod del Hospital de Niños Dell. “El tumor es indetectable, esto es realmente inusual”, dijo.

Los familiares de la niña aseguran tener una explicación a estos resultado: ellos realizaron cadena de oración por la vida de la niña.

Gena y Scott Doss, quienes estaban casi seguros de perder a su hija por la enfermedad mortal. ahora están felices y agradecidos a Dios. Desde que su hija fue diagnosticada con esta enfermedad, la pareja desesperada hizo lo único que sabía hacer: orar por un milagro.

Es todo un “misterio” el desaparecimiento del tumor en la cabeza de la joven, pues los médicos no pueden explicarlo pues era terriblemente grave su enfermedad, pero sus padres tienen plena certeza de que aquel que resucitó de entre los muertos pudo haberlo hecho con su hija, “Todos los días todavía lo decimos”, es algo de nuestra familia que Dios sanó a Roxli”, dice Gena.

“¡Qué Dios maravilloso tenemos!, ¡El poder de la oración es algo maravilloso y Dios todavía está en el negocio de hacer milagros!” comentó una persona cercana a la familia, pues hoy por hoy, Roxli está sana.