//Pastora es asesinada por su ex esposo en pleno culto
Pastora es asesinada por su ex esposo en pleno culto en Brasil

Pastora es asesinada por su ex esposo en pleno culto

Una pastora fue asesinada por su ex esposo mientras dirigía un culto evangélico en Aquidauana en Brasil.

Rose Meire Fermino de Andrade Mendoça de 48 años murió cuando su ex esposo le disparó en frente de toda la congregación, el cual escapó.

El informe de las autoridades revela que el primero en escena es su ex esposo, Carlos Alberto Mendoça de 58 años, quien huyó al instante.

Fermino recibió ayuda de los asistentes a la congregación, los cuales la llevaron al hospital local, pero debido a las heridas que tenía murió antes de recibir atención.

Fue hasta el día siguiente que la policía pudo dar con la captura de Mendoça, quien fue encontrado momentos antes de que se suicidara.

La tragedia ocurrió por los celos que sentía su ex esposo de la pastora, pues no aceptaba la separación que ella quería.

El asesino les dejó una carta a sus hijos antes de matar a Rose, actualmente está pagando por su crimen

La ciudad de Aquidauana se encuentra a 140 kilómetros de Campo Grande, capital de Mato Grosso do Sul. La policía militar ha formado equipos de búsqueda para localizar al sospechoso y ha pedido a la policía civil que reúna pruebas en el templo donde ocurrió el crimen.

Hasta ahora, el ex esposo de la pastora no ha sido localizado, y se espera que el caso sea reportado como un feminicidio en la estación de policía de la ciudad.

UN CASO SIMILAR

En mayo de este año, un hombre irrumpió en una iglesia en Paracatu (MG) durante un servicio y disparó contra los fieles, matando a cuatro personas.

El criminal, identificado como Rudson Aragão Guimarães, de 39 años, fue a la Iglesia Bautista Shalom en el barrio de Bela Vista y le disparó en la cabeza a dos fieles ancianos. Luego, durante los disturbios con la llegada de la policía, tomó a una fiel como rehén y también le disparó, matándola instantáneamente.

El pastor de la iglesia también recibió un golpe en el tobillo, pero no corrió el riesgo de morir. Antes de asaltar la iglesia y matar a los fieles, fue a la casa de su ex novia, Heloisa Vieira de Andrade, de 59 años, que vivía cerca del templo, y la apuñaló en el cuello, matándola en el acto.

La policía contuvo a Guimarães después de dispararle con un rifle a la clavícula. Fue llevado herido al hospital de la ciudad minera en estado grave.

Tomado de BibliaTodo Noticias y En la Brecha.mx