//Más de 500 personas son bautizadas en California.
Bautizo en California

Más de 500 personas son bautizadas en California.

Más de 550 personas fueron bautizadas en una playa de California, mostrando públicamente su amor por Jesús y comprometiéndose a vivir de acuerdo a las enseñanzas del Evangelio.

El bautismo en masa fue dirigido por el evangelista y pastor Greg Laurie y otros líderes del ministerio Harvest Christian Fellowship, acompañados por otras nueve iglesias del sur de California.

“Hace 40 años durante el Movimiento de Jesús, solíamos bautizar en esta misma playa de Pirates Cove. En realidad, tanto yo como mi esposa Cathe fuimos bautizados en aquella oportunidad”, contó Laurie. “Es un lugar significativo, histórico, para la Iglesia porque fue el epicentro de La Revolución de Jesús. Fue un fenómeno”.

El bautismo se llevó a cabo desde las 10 a.m. hasta el mediodía. Entre los pastores que participaron, se encontraba Brian Brodersen de la Capilla Calvario de Costa Mesa.

Este evento se dió después de que más de 10,000 personas tomaran la decisión de entregar sus vidas a Cristo, durante la Cruzada de tres noches que Laurie encabezó en el Stadio Ángel. Además, fue precedido también por el lanzamiento de un nuevo libro de Laurie, que escribió junto a Ellen Vaughn, titulado ‘Revolución de Jesús: cómo Dios transformó una generación impensable y cómo puede hacerlo otra vez’.

Una fotografía panorámica del bautismo, hecha por un drone, llamó la atención de los medios por la magnitud y belleza del ceremonial, realizado el pasado sábado en la playa de Pirates Cove, en Newport.

“Es un lugar significativo, históricamente, para la Iglesia, porque ese fue el epicentro de la Revolución de Jesús, como relatado por la revista Time y otros. “Fue un fenómeno”, añade el pastor, refiriéndose al libro recién lanzado por él en sociedad con la escritora Ellen Vaughn, llamada “La revolución de Jesús: cómo Dios ha transformado una generación improbable y cómo puede hacerlo de nuevo hoy”.

“Algo que me ocurrió mientras estábamos bautizando a todas esas personas es que si quieres ver un avivamiento, haz cosas semejantes a avivamientos. Eso es lo que solíamos hacer en mi generación. “Hicimos grandes y públicos bautismos públicos en la playa allá abajo”, dijo.

El evangelista explica que hay que haber iniciativa en la búsqueda del avivamiento espiritual y no sólo la expectativa. Él comparó a la relación amorosa, donde el romanticismo para seguir existiendo necesita ser incentivado por acciones y no sólo palabras.

“Es como si estuviera teniendo problemas en su matrimonio, yo podría decirle para volver y hacer las cosas románticas que usted hizo al comienzo de su matrimonio “, dijo, que también se refirió al evangelismo callejero, una práctica que muchas iglesias dejaron de hacer actualmente, prefiriendo concentrarse en eventos internos.

El evento del sábado no fue la primera vez que Harvest lleva adelante un bautismo de esas características. Pero Laurie remarcó que, aunque se hizo esporádicamente en el pasado, esperan que acontecimientos como éste se transformen en algo regular para la iglesia.

“Creo que América necesita otro despertar espiritual”, puntualizó Laurie. “Necesitamos otra Revolución de Jesús”.