//Madres en suiza oran por la seguridad de sus hijos
Madres en suiza oran por la seguridad de sus hijos

Madres en suiza oran por la seguridad de sus hijos

Las escuelas suelen ser el lugar en el que los niños pasan más tiempo durante el día. El espacio en que también aparecen grandes retos y oportunidades. Miles de madres están orando por sus hijos en Europa, enlazadas a la red Madres en oración.

Al menos 1.500 mujeres se reúnen semanalmente a orar por sus hijos, puesto que en el mundo se enfrentan grandes cambio que afectan los valores y convicciones de ellos. La homosexualidad, el aborto, la eutanasia, el crecimiento de la digitalización son ideas que están siendo transmitidas hoy día por medio de las instituciones educativas.

La coordinadora de este evento Cornelia Amstutz dice: “Animamos a madres de todo el mundo a presentar juntas a sus hijos ante Dios en oración. Nuestra visión es que cada escuela en Suiza, en Europa y en cualquier lugar del mundo, tenga a un grupo de oración detrás”.

Estas mujeres luchan en contra del ataque que pueden presentar sus hijos antes los distintos cambios en el mundo, creyendo en el poder que Dios tiene por medios de su fe y su clamor, sostienen que el amor por sus hijos crece por medio de esto.

Recientemente en el sitio web de Noticias PROTESTANTEDIGITAL.COM se publicó una entrevista realizada a la coordinadora de esta red en Suiza, Cornelia Amstutz la cual traemos a continuación.

Pregunta: ¿Por qué existe Madres en oración?

Respuesta: Animamos a madres de todo el mundo a presentar juntas a sus hijos ante Dios en oración. Nuestra visión es que cada escuela en Suiza, en Europa y en cualquier lugar del mundo, tenga a un grupo de oración detrás.

P: ¿Cómo organizáis esta red durante el año?

R: En la medida de lo posible, las mujeres se encuentran una vez por semana como un grupo de oración por sus hijos y las escuelas. En un ámbito regional, se organizan encuentros para animar y fortalecer a las madres en su oración e intentar atraer a más mujeres al grupo.

P: Desde tu experiencia personal compartida con otras madres cristianas, ¿cuáles son las cuestiones por las que se ora más?

R: Oramos por todo lo que tiene que ver los niños, la familia y la escuela. Es difícil hablar de un tema específico que concentre la mayoría de oraciones, pero el gran y permanente deseo que tenemos es ver cómo los niños van conociendo a Jesús, siguiéndole y dando testimonio de él, a pesar de los retos obstáculos y tentaciones en su camino.

P: En comparación con 30 o 40 años atrás, ¿qué retos son diferentes para los niños y los jóvenes hoy?

R: Creo que la digitalización, las redes sociales y el colapso de la familia tradicional serían algunos de los principales retos que nuestros hijos deben afrontar actualmente.

P: ¿Cómo cambia la oración la manera que tienes de relacionarte con tus hijos?

R: Lo que realmente sucede, de hecho, es que a través de la oración para mis hijos yo soy transformada en primer lugar. Comienza a observarles desde la mirada de Dios. Aprendo a dejar mis preocupaciones con Dios y a confiar en él. A través de esto, yo consigo estar más relajada, ser más paciente y simpática en mis relaciones con mis hijos. A través de la oración, mi amor por ellos crece.

P: ¿Cómo puede el ministerio de Madres en oración ayudar a otras personas en las iglesias a abrir sus ojos ante la importancia de la oración intercesora?

R: Hemos experimentado cuán poderosa es la oración y los efectos que tiene, y esto es emocionante. Seremos capaces de compartir esta visión de urgencia e importancia de la oración mientras mostramos nuestra pasión y nuestras experiencias alentadoras con otras personas. Estamos deseando ver a más madres que experimentan la bendición orar juntas, asumiendo esta importante labor y uniéndose a nosotras.

P: Tu marido es director de un colegio. ¿Cuáles son los retos que afrontan en Suiza las escuelas y todo el sistema educativo en general?

R: El principal reto tiene que ver con la descomposición de los valores, y que la educación de los niños está dejándose cada vez más en las manos de los centros únicamente. Pero es en estos cambios sociales donde vemos una apelación para orar. No está en nuestras manos detener esta tendencia, pero mediante la oración tenemos la posibilidad de ser una influencia positiva en la esfera de las escuelas y la educación. Estamos convencidas de que la oración con fe en Dios tiene mucho poder (Santiago 5:16).

Distintas iglesias se unen con fervor, alegando que una sociedad sana inicia con familias sanas y con principios bíblicos. Otro motivo es la propagación del evangelio en el mundo. La coordinadora de este evento es esposa de un director de escuela y conocer cuáles son los problemas que enfrentan los jóvenes por medio de la educación.