//Huracán Michael causa estragos en La Florida
huracán Michel

Huracán Michael causa estragos en La Florida

El huracán Michael tocó tierra este miércoles en el noroeste de Florida como huracán categoría 4, según el Centro Nacional de Huracanes.

La tormenta potencialmente catastrófica golpeó el noroeste de Florida con vientos de 250 kph, el más fuerte registrado en la zona desde que se tienen registros, y sus vientos y marejadas ya están causando estragos en la costa.

Las calles ya estaban inundadas poco después del mediodía en la playa de Panamá City.

El presidente Donald Trump y sus principales funcionarios de manejo de emergencias advirtieron más temprano que es probable que el huracán Michael sea la tormenta más poderosa en el área de Florida en más de un siglo.

El presidente dijo, además, que tuvo una “larga conversación” con el gobernador de Florida Rick Scott y dijo que su gobierno está “muy bien coordinado” con todos los estados con potencial de ser afectados.

“Tenemos suministros de alimentos, cadenas alimenticias, estamos trabajando con todos los estados”, dijo Trump.

La secretaria del Departamento de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, también dijo que las compañías de servicios públicos de 14 estados se alinearon para entrar y comenzar a reparar el suministro eléctrico una vez que haya ocurrido la tormenta.

Michael que empezó como un giro ciclónico en el Mar Caribe ha llegado a ser una potencial amenaza por los lugares que pasa. Se convirtió en huracán al momento de llegar a Estados Unidos y actualmente se ha degradado a tormenta tropical después de haber causado estragos en México.

Es el séptimo huracán de este 2018 que se pasea por el Atlántico Norte. Hace unas horas esta tormenta llegó a Carolina del Sur golpeando con una fuerte lluvia y vientos a Florida y Georgia también. Entre los daños que ha causado están carreteras destruidas, viviendas y negocios derribados en su totalidad, árboles caídos y una alta marea que ha dejado bajo las aguas a varias casas de Florida.

Los más afectados han sido las localidades de México Beach y Apalachicola con inundaciones que rebasan los niveles existentes dejando a 500.000 familias sin electricidad durante unas cuantas semanas.

Entre las víctimas fatales destacan un hombre de Georgia que murió luego de ser aplastado por la caída de un árbol en el techo de su vivienda y una niña que fue encontrada entre los escombros. Miembros rescatistas de la localidad dicen que Michael ha sido una tormenta surrealista “lo destruyó todo, es increíble, se te parte el corazón”.

Muchos habitantes de la localidad huyeron de la zona antes de que el huracán tocara tierra en el condado. El Gobernador de Florida, Rick Scott expresó “a lo largo de nuestra costa, las comunidades verán una devastación increíble”, agregó “Refugiense y sean cuidadosos, no salgan en medio de esto, no sobrevivirán, es mortal”.

Muchas de las casas de esas localidades afectadas no están construidas para soportar una tormenta con vientos de categoría 3.  Hasta hoy medio millón de personas han quedado sin electricidad y su amenaza hacia otras ciudades no disminuye.

En las horas iniciales después de que el huracán Michael golpeó Panhandle de Florida, los líderes de la iglesia en las áreas más afectadas y en las cercanías de Pensacola fueron algunos de los primeros en responder para evaluar las necesidades, ayudar a los que eligieron resistir la tormenta y comenzar a limpiar los escombros.

El pastor Buford Lipscomb, quien lidera Liberty Network International, una red apostólica de ministerios e iglesias con sede en Pensacola, se encargó de llamar a varios de Panhandle para brindar ayuda temprana.

Lipscomb dijo a CBN News que “creemos que es nuestra gente local y el cuerpo de Cristo los que pueden llegar antes de que el gobierno lo haga y puede hacer una diferencia”.

Lipscomb dice que varios hombres en las iglesias locales tienen experiencia con el alivio de huracanes y pueden ingresar de inmediato a algunas de las áreas más afectadas.

“Tenemos muchos hombres que solo van a limpiar carreteras y árboles para salir de las casas. La gente todavía está atrapada en sus casas”, dijo.

Pensacola está a 90 minutos de algunas de las áreas más afectadas y se ha convertido en una ciudad en escena para muchas organizaciones ministeriales y grupos humanitarios, dijo Lipscomb.

“Nos ahorramos mucho, así que estamos tratando de actuar como un área de coordinación y de organización para muchas organizaciones”, dijo.