//Hombre con un tumor cerebral sanó milagrosamente.
milagro

Hombre con un tumor cerebral sanó milagrosamente.

En EE.UU., un hombre que había sido diagnosticado con un tumor cerebral maligno se ha curado inexplicablemente sin ningún tratamiento médico, informan medios locales. Paul Wood, de la ciudad de Lodi, estado de California, asegura que hace varios meses empezó a tener problemas de salud. “Tenía fuertes dolores de cabeza, no podía caminar por el pasillo sin aferrarme a las paredes”, recuerda.

Los médicos que atendieron a Paul Wood han quedado tan intrigados con su inexplicable recuperación, que han decidido pedirle que se ofrezca como voluntario para participar en unas investigaciones. Sin embargo, él está seguro que quien le extirpó el tumor maligno de su cerebro sin dejar rastro, fue Dios.

Inicialmente su neurocirujano pensó que el paciente tenía una hemorragia cerebral, pero los radiólogos le detectaron un tumor cerebral. Sin embargo, un día antes de que Wood fuera sometido a una cirugía para extirparle el tumor, esta fue cancelada porque había desaparecido. Los médicos están desconcertados porque no encuentran explicación para este caso.

Wood por su parte, está seguro que la curación fue posible gracias a su fe y a las oraciones que muchas personas hicieron a su favor. “Si no crees en Dios y crees que no hace milagros, explica esto. El tumor desapareció y los médicos no puede explicarlo, están de acuerdo en que se trata de un milagro”, escribió Paul en su cuenta de Facebook, donde muestra una tomografía de su cabeza que le hicieron en el hospital.

También comentó en su cuenta de Facebook: “Es 1 de noviembre de 2018. ¡Es un milagro! ¡El tumor se ha ido por completo! Los médicos no le encuentran explicación y están de acuerdo en que es un milagro. ¡Gracias, Jesús!”.

“Esto [la tomografía que se muestra arriba] fue [tomada] en julio de 2018, en la parte inferior derecha se puede ver el tumor en el lugar del círculo blanco, ahora ha desaparecido”, comentó Wood. Los médicos que atendieron a este paciente han quedado tan intrigados con su inexplicable recuperación, que han decidido pedirle que se ofrezca como voluntario para participar en unas investigaciones. ¡Nuestro Dios sigue haciendo milagros!