//Cristianos pierden su revista de matrimonio
empresa de fotografía

Cristianos pierden su revista de matrimonio

Una revista de matrimonio publicada hace años en Australia se vio obligada a cerrar después de haber anunciado que no retrata uniones de personas del mismo sexo. Los dueños de la “White Magazine”, Lucas y Carla Burrell, comunicaron en una publicación en su página oficial que se trataba de una publicación secular, pero que ellos eran cristianos y no iban a violar sus conciencias.

“No tenemos otra agenda que amar.

No tenemos el deseo de crear una guerra social, política o legal, que sólo separa a las personas y causa más daños que beneficios”, escribió la pareja.

La intención de seguir en el mercado era de 12 años, pero no se pudo debido a la negativa que colocaron frente a retratar bodas gay en sus publicaciones; mediante un comunicado web, la pareja Burrell se despidió de sus usuarios con un emotivo mensaje donde su deseo para la revista era resaltar el matrimonio con amor y compromiso.

Desde Australia, su ciudad natal, Carla y Luke hablaron como la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo afectó a su negocio a tal punto de cerrar, ya que desde 2017 la pregunta frecuente para ellos era “¿cuándo habrá bodas homosexuales en la revista?”.

Ellos explicaron que venían enfrentando presiones de grupos activistas para publicar material “inclusivo”. “Recientemente, experimentamos una ola gigante de juicio … Pero nosotros también somos dos seres humanos tratando con esas grandes cuestiones, como cualquier otra persona, y no tenemos todas las respuestas”, justificaron.

Después de que el Parlamento de Australia legalizó el matrimonio gay, un año atrás, White empezó a recibir reclamaciones por estar retratando sólo parejas heterosexuales. Como ignoraron los pedidos para cambiar su línea editorial, luego se inició una campaña online contra la publicación.

También los fotógrafos que han trabajado para la publicación han recibido ataques, Laura Hotz, quien hizo varias portadas para White fue duramente criticada por no incluir parejas gays en sus páginas, “como fotógrafa de bodas en la industria en los últimos 14 años, y teniendo tres de mis imágenes impresas en portadas de revistas de ‘White’ … eso me hace sentir extremadamente herida” dice.

Desde la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo, las iglesias han encendido sus alertas con respecto a la “Libertad de Expresión” que ahora se vive en Australia.